La familia reconstituida es mucho más compleja para lograr consensuar un clima familiar saludable que una familia natural y más aún cuando existen hijos adolescentes de por medio. Es importante reconocer que los adolescentes, aún viviendo con sus padres naturales no dejan de tener conflictos y más aún si sus padres están divorciados y viven con una pareja que no es su padre natural. En esta investigación que pueden encontrar adjunta, se plantean los conflictos más comunes que son los que interfieren en una familia reconstituida, con el propósito de establecer algunas posibles técnicas que arrojen luz en ese mundo oscuro llenos de conflictos en la que la familia percibe pocas soluciones.

Cuando una familia reconstituida o ensamblada, como plantean algunos teóricos, vienen cada uno con reglas de un hogar anterior, que muchas veces suelen ser totalmente distintas desde el punto de vista emocional, cultural y social, dejando al descubierto todas sus diferencias que muchas veces pueden ser inmanejable por ellos arrojando como resultado un clima familiar poco favorable.

Es importante resaltar que la familia reconstituida tiene factores internos y externos que desencadenan conflictos debido que el padre o la madre natural ausentes, de una manera u otra, se ven involucrados de forma directa o indirecta con muchas de las actividades de los hijos adolescentes, situaciones que pueden repercutir de manera negativa en holón conyugal.

Un clima familiar saludable está íntimamente ligado a la forma en que se manejan las diferentes variables que en su momento puedes darle paso la contaminación sistémica de factores que intervienen constantemente en el hogar; pero a su vez estos factores pueden ser prevenidos para que no interfieran de manera negativa en la relación de pareja. Es importante señalar que existen formas distintas para enfrentar ese flagelo, pero va a ser determinante conocer la forma en que se manejan los conflictos de los adolescentes en este sistema.

La mayoría de las personas que se divorcian, vuelven a casarse y casi siempre lo hacen con alguien que tiene hijos o ellos mismos tienen hijos, como también sucede que ambos tienen hijos. Las diferencias es que son menos comunes los casos en que el hombre sea el que se quede con la custodia de los hijos de su relación anterior y luego convivan juntos con su matrimonio actual; para establecer nuevos subsistemas fraternales.

Esta es una de las razones por la que un matrimonio de familia reconstituida en más complejo que un matrimonio que se inicia de manera natural, cuando la familia es reconstituida la pareja no solo tiene el compromiso de consensuar diferencias conyugales, sino que incluye una nueva relación con el subsistema fraternal, donde es muy importante determinar cómo será esta pauta de relación tanto los nuevos hermanos con el padre o la madre adoptiva con los nuevos hijos.

Es muy natural que la mayoría de los adolescentes entren en una etapa importante en su vida donde constantemente desafían las normas y reglas del hogar. Mientras que el sistema conyugal debe analizar cómo van a manejar su autoridad para que los adolescentes puedan respetar la regla establecida en el hogar y saber cómo van a manejar las crisis emocionales si les afecta o no a la relación conyugal.

En esta investigación pretendo describir los diferentes conflictos que generan una familia reconstituida con la intención de aportar nuevas ideas tendientes a mejorar los nuevos sistemas familiares para que puedan vivir en clima familiar sano y que la mayoría de las parejas divorciadas no vean frustrada la idea de forman una nueva familia. Es muy importante en nuestra sociedad fomentar el desarrollo de la familia y motivar a las personas que por las razones que fueren no lograron mantener su matrimonio, tengan la esperanza de una nueva familia que sin importar los desafíos que le presente el sistema familiar y logren tener muchas cosas en común dando origen a un clima sano y saludable. Los animo a leer un poco más en el documento que adjunto.

2 tesis osvaldo villeta marzo 2011

Osvaldo De Jesús Villeta es psicólogo clínico  egresado de la Universidad del Caribe, con un Máster  en Terapia Familiar y de Parejas en la Universidad Católica Santo Domingo, con entrenamientos en trastornos de personalidad y  salud mental en desastres naturales. Su experiencia se centra en  consultas privadas para familias y parejas, charla de grupos y como docente y conferencista. 

 

 

 

SpanishEnglishFrench