¨Este término pone en marcha cambios en momentos en que las mujeres necesitamos redefinir nuestra manera de vernos, apoyarnos y aplicar la sororidad para protegernos y valorarnos¨

Sororidad es un termino que se emplea para referirse a la solidaridad o hermandad entre mujeres en un contexto de discriminación. Tiene un origen latino y se asocian las palabras fraternidad y hermandad. Sororidad significa ¨soror¨- ¨frater¨ hermano consanguíneo y simbólicamente insinúan una relación de amistad y solidaridad muy estrecha entre dos o más personas.

Esta palabra no fue reconocida por la Real Academia Española, que sí recogía algunos derivados como ¨sor¨ (tratamiento que se da a una integrante religiosa), ¨sóror¨ (referido a dichas religiosas) o ¨sororal¨ (de hermana) hasta el 21 de diciembre de 2018. En esa fecha fue presentada la actualización anual de la versión en línea de la vigesimotercera edición, la cual incluyó la palabra entre varios miles de modificaciones.

La abogada, especialista en Género y Desarrollo, Susi Pola, resalta que hace mucho tiempo que las feministas dominicanas utilizan el concepto ¨sororidad¨, desde finales de los sesenta y década de los ochenta, como una de las prácticas intentadas entre todas.

Para Pola, quien es reconocida como activista feminista y por los derechos de todas las personas, la sororidad es la hermandad y solidaridad entre las mujeres, cuestionando la rivalidad entre ellas, promovida por la cultura patriarcal, con la finalidad de fortalecer redes socio culturales capaces de impulsar los cambios sociales hacia la igualdad.

Kendra Rodríguez Carrera, psicóloga, especialista en Género y Técnica Regional de Equidad de Género en Valverde- Santiago Rodríguez, la sororidad es un ejercicio de identificación entre las mujeres, que hace un llamado a reconocernos y respetarnos en la diversidad; de hecho, se puede considerar la mejor estrategia a utilizar para enfrentar el patriarcado y el machismo que es de donde se sostiene la desigualdad social basada en género que experimentan las mujeres.

Pola resalta que tiene más de 37 años utilizando el término y tratando de aplicarlo a su vida cotidiana con las demás mujeres. ¨Las mujeres, mitad de la humanidad, somos objeto de la guerra socio cultural más grande e injusta de la historia de la humanidad, por eso necesitamos ser ¨sororas¨ entre nosotras y pensar mucho cuando nos referimos a nuestras historias, para no caer, detractar a las demás en juicios y críticas estereotipadas por la cultura, reflexiona Pola, al añadir que en este sentido, los nuevos términos indican que se ponen en marcha cambios en momentos en que las mujeres necesitamos redefinir nuestra manera de vernos, apoyarnos, aplicar la sororidad para protegernos y valorarnos en este camino que transitamos.

La comunicadora Handry Santana, a través de sus redes sociales, en un hecho reciente se refirió al caso de la también comunicadora Venya Carolina, quien ha sido objeto de maltrato a través de diversas entrevistas por su condición de salud. Santana reflexiona cómo ha sido descalificada, despellejada y cómo algunos han aprovechado ese momento para sacar lo suyo, en vez de aportar, sumar y alejarla de la maldad pública.

Historia

Es un término que se mantiene como neologismo en nuestra lengua, porque tenemos una Real Academia Española de enfoque machista y androcéntrico, pero que existe en los idiomas inglés y francés: sisterhood, sororité y que consta en sus diccionarios.

Este término fue puesto en uso por la antropóloga feminista mexicana Marcela Lagarde, para describir la situación de las mujeres de Ciudad Juarez, históricamente, es el escritor español Miguel de Unamano que, para el año 1921, en un texto publicado en la revista argentina, Caras y Caretas, apeló a la necesidad de llamar sororidad a la hermandad femenina.

Para la década de los años sesenta, el feminismo estadounidense acuñó el término y lo demás es historia.

Actualmente se ha manifestado en el ámbito internacional con los movimientos que han surgido %MeToo %TimeUp %MiraComoNosPonemos %8M en Estados Unidos, España y Argentina, donde las mujeres de diversas colectivas feministas se han unido para evidenciar el acoso y violencia que viven niñas y mujeres.

Por:

Dayanara Reyes Pujols
reyespujolsdayanara@gmail.com
El Norte, Listín Diario

SpanishEnglishFrench